BUSCAR HISTORIAS DE FUTBOL

jueves, 3 de agosto de 2017

ruud gullit

Ruud Gullit (nacido en Ámsterdam el 1 de septiembre de 1962) es un exfutbolista y entrenador neerlandés, considerado uno de los mejores futbolistas del mundo de los años 1980 y principios de los años 1990. Militó en las filas del Feyenoord Rotterdam, PSV Eindhoven, AC Milan, Chelsea FC y otros equipos. En 1987 fue galardonado con el Balón de Oro de Europa, en 1987 y 1988 obtuvo el Premio World Soccer al mejor jugador del mundo, entre otros premios. Con la Selección de fútbol de los Países Bajos obtuvo la Eurocopa 1988.

además de la de jugar en aquel AC Milan que le metió 5 al Madrid en el 89 (para mí, el mejor o más efectivo equipo de todos los tiempos), es por su inconfundible look, formado por un profuso bigote y unas largas ‘rastas’. Sí. Es Ruud Gullit. un jugador con velocidad, regates y efectividad perfecta.

En su última etapa como jugador en el Chelsea ejerció de entrenador-jugador, para posteriormente, tras su retirada como futbolista en activo, dedicarse a entrenar equipos de fútbol de élite. Desde 2007 hasta julio de 2008 fue entrenador de Los Ángeles Galaxy, equipo de la Major League Soccer. De enero a junio de 2011 dirigió al FC Terek Grozny de Rusia.

Ruud Gullit nació en Ámsterdam, siendo hijo de un inmigrante surinamés y de su amante, su padre ejercía de profesor de economía en una escuela y su madre era guardia de seguridad en el Rijksmuseum de Ámsterdam. Gullit comenzó desde pequeño a interesarse por el fútbol, empezando a jugar en el Rozendwarstraat, un club local. Con 10 años, Gullit emigró al oeste de Ámsterdam jugando para el DWS y donde coincidió con otras futuras estrellas del balompié como Frank Rijkaard, Ronald Koeman o Wim Kieft. Por aquel entonces, Gullit jugaba con el nombre de Ruud Dil.

En 1978, se unió profesionalmente al ahora desaparecido HFC Haarlem, entrenado por el galés Barry Hughes, Gullit jugó 91 partidos marcando 32 goles. Hizo su debut con 16 años, siendo el debutante más joven en la historia de la Eredivisie. En la temporada 1981-82, Gullit fue clave para que el club se clasificara para la Copa de la UEFA. El propio Hughes quedó sorprendido con el rendimiento de Gullit afirmando: «Es el Duncan Edwards holandés».

El joven Gullit fue pretendido por el Arsenal FC y el Ipswich Town, pero Gullit decidió fichar por el Feyenoord en 1982, en su etapa en el Feyenoord, Gullit disputó 85 partidos marcando 31 goles, en el Feyenoord llegó a jugar con toda una leyenda como Johan Cruyff. Gullit llegó a ser nombrado Futbolista del año en los Países Bajos, en el Feyenoord, Gullit ocupó las posiciones de centrocampista mientras que en el Haarlem jugaba habitualmente de extremo. En 1983, jugando contra el St. Mirren FC, recibió insultos racistas por parte de los espectadores escoceses, Gullit dijo: «Es la noche más triste de mi vida».

En 1985 fichó por el PSV Eindhoven por 1.2 millones de florines, con el PSV jugó 68 partidos marcando 46 goles, en 1986 recibió de nuevo el título de Futbolista del año en los Países Bajos y fue pieza clave para que el PSV ganara la Eredivisie. Gullit comenzó a ser pretendido por los grandes clubes de Europa y se ganó la antipatía de los seguidores del Feyenoord que lo acusaron de "vendido" y "avaricioso".

El Milan incorporó a Gullit en 1987 por 18 millones de florines, siendo cifra récord en un traspaso para reemplazar a Ray Wilkins. En el club rossonero, Gullit coincidió con jugadores de la talla de Marco van Basten, Frank Rijkaard, Paolo Maldini y Franco Baresi. En 1987 ganó el Balón de Oro dedicándoselo a Nelson Mandela. En su primer año con el Milan, Gullit ganó el Scudetto en el club dirigido por Arrigo Sacchi, formó un tridente ofensivo junto a Van Basten y Pietro Virdis, pero tras una lesión de Van Basten, fue reconvertido en delantero. En la Copa de Europa de 1989, Gullit sufrió una lesión en las semifinales, en un partido en el que el Milan endosó un 5-0 al Real Madrid, Gullit pudo estar en la final, donde el Milan derrotó al Steaua de Bucarest por 4-0, con Gullit marcando dos goles. En la temporada 1990-91, Gullit sufrió una grave lesión en un partido contra el Olympique de Marsella de la Copa de Europa, tampoco pudo estar en la final de la UEFA Champions League de 1993 entre el Milan y el propio Olympique de Marsella.

En 1993, Gullit fichó por la Sampdoria, formando pieza clave del equipo que ganó ese año la Copa de Italia, precisamente contra su exequipo, el Milan. Tras un breve retorno al Milan en la temporada 1994-95, Gullit fue traspasado de nuevo a la Sampdoria a mediados de esa misma temporada.

Gullit firmó con el Chelsea FC en 1995, inicialmente para jugar como extremo, aunque acabó jugando de mediocampista, una posición mucho más familiar para él. Gullit acusó sus problemas de adaptación a la nueva liga. Jugó en este club londinense hasta 1998, poniendo fin a su carrera como futbolista profesional, al tiempo que iniciaba su etapa como director técnico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario