BUSCAR HISTORIAS DE FUTBOL

martes, 27 de junio de 2017

Marcelo Salas

José Marcelo Salas Melinao. (Temuco, 24 de diciembre de 1974) es un exfutbolista chileno, considerado uno de los más importantes en la historia de su país. Fue escogido por la IFFHS uno de los mejores futbolistas sudamericanos del siglo XX. Jugó profesionalmente entre 1993 y 2008, vistiendo las camisetas de Universidad de Chile en dos etapas, del club argentino River Plate (también en dos etapas, y donde consiguió el galardón de Futbolista sudamericano del año 1997) y de los equipos italianos Lazio y Juventus de Turín. Con los biancocelesti tuvo el mérito de ser el goleador del equipo que ganó el campeonato italiano 1999-2000 (su segunda y hasta ahora última Serie A) con 12 goles, y anotar el único tanto de la Supercopa de Europa de 1999 donde vencieron a Manchester United.

Es considerado (junto con Leonel Sánchez) el máximo ídolo en la historia de Universidad de Chile, y uno de los principales ídolos extranjeros de River Plate, además de ser uno de los máximos referentes de la selección chilena de fútbol.

Con 37 goles en 70 apariciones, Salas es el segundo goleador histórico de la selección chilena despues de Alexis Sanchez. Su carrera en la selección nacional se vio coronada con la participación en la Copa Mundial de Fútbol de 1998, donde anotó cuatro goles, y en la fase clasificatoria previa, donde convirtió once anotaciones formando la dupla conocida como «Za-Sa» con Iván Zamorano. En 1997 anotó dos tripletes: uno a Colombia y otro a Perú —este último partido fue de mucha importancia para ambas selecciones, puesto que el triunfo chileno significaba la clasificación al mundial después de su última participación en la Copa Mundial de Fútbol de 1982, al igual que para el combinado peruano; la actuación de Salas permitió el triunfo chileno 4-0 y su regreso al mundial. Por su actuación en River Plate y en la selección, Salas fue condecorado como Futbolista sudamericano del año 1997. Su despedida oficial tuvo lugar el 2 de junio de 2009 en un partido de homenaje celebrado en el Estadio Nacional de Chile, ante cerca de 60 mil espectadores.

FÚTBOL EN VIVO -  TWITTER MARADOTV


Lionel Messi

(Lionel Andrés Messi; Rosario, Santa Fe, 1987) Futbolista argentino. Poseedor de una habilidad técnica excepcional, una endiablada velocidad y una inventiva inagotable, desde que llegó de la mano de sus padres al F.C. Barcelona, con 13 años de edad, realizó una carrera vertiginosa por las diferentes categorías hasta el primer equipo, en el que debutó con apenas 16 años en un partido amistoso ante el Oporto. En 2004, con 17 años, Leo Messi jugó su primer encuentro oficial de la Liga española. Con 18 años le llegó su consagración internacional: formó parte de la selección argentina, campeona en el Mundial Juvenil Sub-20 de Holanda, disputado en 2005.

Pero su verdadera eclosión se produjo con la llegada de Pep Guardiola al banquillo azulgrana: durante las cuatro temporadas en que el técnico dirigió el equipo (2008-2012), sus estadísticas goleadoras alcanzaron niveles estratosféricos, contribuyendo de forma decisiva a que el Barça viviese la mejor etapa de su historia al hacerse con 14 títulos de los 18 posibles. Considerado unánimemente el mejor futbolista del momento, su talento individual se ha visto reconocido en cinco ocasiones con el Balón de Oro (2009, 2010, 2011, 2012 y 2015).

FÚTBOL EN VIVO -  TWITTER MARADOTV



Diego Maradona

(Buenos Aires, 1961) Futbolista argentino, uno de los más grandes de la historia, comparado a menudo con el legendario Pelé. Si bien su habilidad con el balón y su depurada técnica igualaron la del brasileño, la trayectoria de Maradona fue mucho más irregular: su carácter difícil, los problemas de salud y la adicción a las drogas malograron parte de su carrera, pero no impidió que su genialidad brillase en numerosas ocasiones. Tras ganar en 1979 el campeonato mundial juvenil con la selección de su país y triunfar dos años después en el Boca Juniors, inició un periplo europeo que lo llevó al F.C. Barcelona (1982-84), el Nápoles (1984-91) y el Sevilla (1992-93). De regreso a Argentina jugó en el Newell's Old Boys y en el Boca Juniors antes de retirarse en 1997. Con la selección argentina participó en cuatro mundiales y se alzó con el título mundial en el de México (1986), en el que tuvo una portentosa e inolvidable actuación.

El futbolista más popular de Argentina nació, según consta en el Registro Civil, el día 30 de octubre de 1961 en Lanús, aunque todos lo identifiquen como el Pelusa de Villa Fiorito, donde transcurrió su infancia y desde donde saltó a la fama. A los nueve años inició su romance con el fútbol, cuando actuaba en un equipo infantil conocido como Los Cebollitas. Don Diego, su padre, regentaba una canchita en el barrio y dirigía el equipo Estrella Roja, al que Diego hijo accedió siendo adolescente y a despecho de sus compañeros de más edad. Estudió en el colegio comercial Avellaneda, pero no terminó el primer año del secundario, pues pasaba sus horas haciendo jueguitos (casi malabares) con la pelota.

Fichado por Argentinos Juniors, debutó en la primera división en 1976, diez días antes de cumplir dieciséis años. Siguió jugando en Argentinos Juniors hasta 1980, y si bien su equipo no obtuvo ningún campeonato, Maradona fue el máximo goleador de los torneos argentinos de los años 1978, 1979 y 1980. En 1979 formó parte de la selección juvenil que ganó el campeonato del mundo. En 1981 pasó al Boca Juniors (el River Plate también intentó contratarlo), equipo con el que salió campeón ese mismo año.

La aventura europea Ya por entonces los clubes del viejo continente eran el destino natural de las grandes promesas del fútbol americano, y Maradona era la más destacada. Contratado en 1982 por el Fútbol Club Barcelona por 1.200 millones de pesetas (7,2 millones de euros, una cifra astronómica en la época), consiguió con los azulgranas la Copa de la Liga, la Copa del Rey (ambas en 1983) y la Supercopa de España (1984), pero una hepatitis y una lesión importante perjudicaron su rendimiento. De nuevo por una cantidad astronómica pasó en 1984 al Nápoles, con el que ganó las ligas de 1987 y 1990, la copa UEFA de 1989 y la Supercopa de Italia de 1991.

Durante su etapa italiana contrajo matrimonio con Claudia Villafañe, de la que tendría dos hijas, Dalma y Giannina. Maradona permaneció en el Nápoles hasta 1991, año en que un control antidopaje detectó consumo de cocaína, por lo que fue suspendido durante quince meses. Poco después fue detenido en Buenos Aires en una redada policial. El 28 de abril de 1992 quedó en libertad y tuvo que afrontar una acusación de suministro y tenencia de drogas. Su carrera internacional finalizó tormentosamente en el Sevilla, equipo con el que no llegó a completar la temporada 1992-1993. Cuando regresó a Argentina tras su experiencia europea, actuó en el club rosarino Newell's Old Boys (1993-1994) y, después de cumplir la suspensión impuesta en 1994 por la autoridad futbolística internacional (FIFA), volvió a vestir la camiseta de Boca Juniors en 1995, en una temporada irregular en cuanto a su rendimiento. En octubre de 1997 anunció su retirada definitiva después de, una vez más, dar positivo en un control antidopaje.

La mano de Dios y el gol del siglo Con la selección argentina, Maradona había lucido ya su magia en el combinado que ganó el campeonato mundial juvenil en Japón (1979). En la categoría absoluta, Maradona formó parte de las selecciones nacionales que participaron en cuatro campeonatos mundiales: los de España (1982), México (1986), Italia (1990) y Estados Unidos (1994). Se alzó con el campeonato del mundo disputado en México (1986) y con el subcampeonato en Italia (1990). En el mundial de Estados Unidos (1994) sólo llegó a disputar dos partidos; tras el segundo, dio positivo en un control antidopaje y fue suspendido.
Donde su figura brilló con mayor intensidad fue sin duda en el mundial de México, cuando su capacidad de arrastrar a toda la defensa del equipo rival con su impresionante facilidad para la gambeta y proyección dejó pasmados a los millones de aficionados que seguían el campeonato a través de la televisión. Particularmente memorable fue su actuación en los cuartos de final: cuatros años después de la Guerra de las Malvinas, ingleses y argentinos se enfrentaban en un partido de máxima rivalidad, que terminó con la victoria de los albicelestes por 2 a 1, con dos goles de Maradona. El primero de ellos debió haber sido anulado (Maradona metió con el puño un balón que disputaba al guardameta británico), pero no por ello es menos famoso: al preguntársele después si había marcado el tanto con la mano, Maradona respondió que había sido "la mano de Dios", y con ese nombre pasó a la historia. El segundo, justamente llamado el gol del siglo, fue una de sus genialidades difícilmente superables: arrancando de su propio campo, Maradona dribló, uno tras otro, a cinco jugadores ingleses y al portero, y marcó de un zurdazo.

FÚTBOL EN VIVO -  TWITTER MARADOTV



lunes, 26 de junio de 2017

Diego Forlán

Diego Forlán Corazo (Montevideo, Uruguay, 19 de mayo de 1979) es un futbolista uruguayo que juega como delantero. Actualmente juega en el Mumbai City de la Superliga de India.Obtuvo dos Botas de Oro en las temporadas 2004-2005 y 2008-2009. además del Balón de Oro al mejor jugador de la Copa Mundial de Fútbol de 2010. Es también el segundo jugador con más partidos disputados en la historia de la selección uruguaya, con 112 participaciones.

Diego Forlán creció en el seno de una familia de tradición futbolística: su padre, Pablo Forlán, ya fue jugador de la selección de Uruguay, y su abuelo materno, Juan Carlos Corazo, ejerció de director técnico en el combinado nacional del Mundial de 1962. Aunque su primer deporte fue el tenis, el joven Diego pronto cambió de inclinación y decidió seguir la tradición familiar. Jugó en las categorías inferiores del Club Atlético Peñarol y el Danubio Fútbol Club, y debutó en la primera división el 25 de octubre de 1997 en las filas del argentino Independiente de Avellaneda, equipo en el que militaría hasta 2002 y en el que ya demostró sus dotes como goleador.

Como jugador del Independiente, llamó la atención de sir Alex Ferguson, quien no dudó en ficharlo para su enésimo proyecto con el Manchester United, ya iniciada la temporada 2002-2003. En su paso por la Liga inglesa ganó sus primeros títulos: la Premiere League (2002-2003) y la Copa de Inglaterra (2003-2004). Sin embargo, su rendimiento no fue el esperado y en el verano de 2004 fue transferido al Villarreal CF.

Su primera temporada en la Liga española no pudo ser más provechosa. El olfato goleador del delantero estalló finalmente y Forlán, con 25 goles, obtuvo el Trofeo Pichichi y la Bota de Oro europea, compartida con el francés Thierry Henry. El ariete fue asimismo uno de los máximos artífices de que el Submarino Amarillo, como se denomina al Villarreal CF por el color de su camiseta, llegara a las semifinales de la Liga de Campeones de la UEFA en la temporada 2005-2006, convirtiéndose en el mejor equipo debutante de esta competición; Forlán ostenta el honor de ser el máximo goleador de la historia de este club, con 59 goles.

Ya en la cresta de la ola, Diego Forlán fue la gran apuesta del Atlético de Madrid para la temporada 2007-2008. Los colchoneros desembolsaron 23 millones de euros, más primas en función de los objetivos conseguidos, para hacerse con los servicios del jugador que había revolucionado el Madrigal. Pronto los rojiblancos tuvieron en el ariete una de sus mejores bazas. La temporada 2008-2009 terminó sin títulos para el club madrileño, pero el delantero marcó 32 goles, lo que le valió nuevamente el Trofeo Pichichi y la Bota de Oro. Ese mismo año le fue concedido en su país el Charrúa de Oro (premio con el que se reconoce al mejor deportista de Uruguay), que volvería a ganar en 2010.

Mejor le irían las cosas al Atlético en la temporada 2009-2010, y mucho tuvo que ver en ello Diego Forlán. En la Liga española marcó 18 goles en 31 partidos, y en competición internacional contribuyó con tres goles a que el equipo disputara su primera final en 48 años. La final de la Liga Europea de la UEFA se celebró el 12 de mayo de 2010 en Hamburgo. Fue un partido trepidante en el que el Atlético se impuso al Fulham por 2-1. Los dos goles los firmó Forlán (elegido mejor jugador de la final), el segundo de ellos a cinco minutos del final de la prórroga. Era el segundo título europeo de la historia para el Atlético de Madrid. Y en agosto, el Atlético de Madrid culminó la temporada con un nuevo título: la Supercopa de Europa. En un magnifico partido los colchoneros se impusieron por 2-0 con todo merecimiento al Inter de Milán, que apenas creó juego ofensivo. En esta ocasión el ariete no marcó, pero su contribución fue determinante para levantar el trofeo.

Su aportación a la selección de fútbol de su país no es menos reseñable. Diego Forlán debutó con la selección nacional de Uruguay el 27 de marzo de 2002, en un partido amistoso frente a Arabia Saudí celebrado en Riad. Ese mismo año fue convocado para defender los colores de su país en el Mundial de Corea y Japón. Sin embargo, no parecía contar demasiado para el entonces técnico, Víctor Púa, pues sólo disputó la mitad de un polémico partido contra Senegal que acabó poniendo fin a los sueños de los uruguayos de mantenerse vivos en la competición, pese a que Forlán marcó uno de los tres tantos del equipo.

Uruguay no logró clasificarse para el Mundial de Alemania 2006. Sí lo logró cuatro años después, con Oscar Tabárez en el banquillo, para estar en Sudáfrica 2010. Tabárez dio la titularidad a Forlán desde el inicio de la fase clasificatoria, y él respondió como mejor sabe: fue el máximo artillero celeste con siete tantos en trece encuentros.

A su llegada al Mundial era uno de los líderes indiscutidos de la selección, y no defraudó: en primera ronda no marcó ante Francia (0-0) ni ante México (1-0), pero sí fueron suyos dos de los tres tantos de su equipo ante la selección anfitriona (3-0). Como cabeza del grupo A, con siete puntos, Uruguay se midió a Ghana en cuartos. Forlán puso el empate a uno en el marcador con un golazo de tiro libre, y convirtió uno de los penaltis de la tanda final que dio a los celestes el pase a semifinales. Por tercera vez en la competición (primero fue ante Francia y Sudáfrica) era designado mejor jugador del partido. Su actuación contra los holandeses fue memorable (anotó un gol), aunque no sirvió de mucho, porque su selección cayó finalmente por 3-2. El partido por el tercer y el cuarto puesto se resolvió en favor de Alemania (3-2), pese al espectacular tanto que dejó para la posteridad el delantero uruguayo, considerado el mejor gol del mundial.

Uruguay quedó cuarta, pero la trayectoria de Forlán por Sudáfrica no pasó desapercibida para nadie. Figuró entre los máximos anotadores del campeonato (cinco goles, como Thomas Müller, Wesley Sneijder y David Villa), formó parte del equipo ideal del torneo y la FIFA le otorgó el Balón de Oro al mejor jugador del Mundial. A 11 de agosto de 2010, Diego Forlán había disputado 69 partidos internacionales y había marcado 29 goles; era el segundo máximo goleador de la historia de su selección, a sólo dos goles de igualar al mítico Héctor Scarone.

FÚTBOL EN VIVO -  TWITTER MARADOTV



Kiko Narváez

Francisco Miguel Narváez Machón (Jerez de la Frontera, Cádiz, 26 de abril de 1972), más conocido como Kiko o Kiko Narváez, es un exfutbolista español.Como futbolista, ocupó la demarcación de delantero, principalmente segundo punta. Fue un jugador muy técnico y con buena llegada a portería, pese a que también aunaba la altura y corpulencia de un delantero centro clásico. Desarrolló la mayor parte de su carrera en el Atlético de Madrid, club al que perteneció ocho temporadas (1993–2001), logrando un «Doblete» en la 1995/96. Fue internacional absoluto con la selección española durante seis años (1992–1998), totalizando 26 internacionalidades y 5 goles, y disputando dos fases finales, Eurocopa 1996 y Copa del Mundo 1998. Previamente, pasó por la selección sub-21 y la selección olímpica, que logró el oro en Barcelona '92.

FÚTBOL EN VIVO -  TWITTER MARADOTV



el mejor gol de pele

Cuando firmas casi 1.300 goles es difícil escoger el mejor, pero Pelé lo tiene claro. Fue el 11 de noviembre de 1959, en un partido entre el Santos y el Juventus. Con solo 19 años, 'O Rei' cogió la pelota y se deshizo de tres defensas y el portero antes de marcar. El primero, en la frontal del área, elevando el balón y, después y sin dejar caer la pelota, haciendo lo propio con otros dos rivales dentro del área. Para acabar, la estrella brasileña sorteó la salida del meta con un nuevo 'sombrero' para anotar de un cabezazo.

Un gol único que no grabó ninguna cámara y que los aficionados solo han podido imaginar y disfrutar a través de las crónicas de la época. Hasta ahora, porque 55 años después la empresa Naff Computer Simulation ha recreado la magnífica jugada basándose en artículos periodísticos y descripciones de personas que vieron el partido en directo.

El encuentro finalizó 5 a 1 a favor del Santos. Años más tarde, el club de San Pablo le rindió un homenaje a la estrella con un busto de bronce por una obra de arte firmada por un jovencísimo jugador que ya deslumbraba con sus recitales futbolísticos y avanzaba lo que iba a ser una impresionante carrera. MARADO TV.




domingo, 25 de junio de 2017

Daniel Passarella

Daniel Alberto Passarella nació el 25 de mayo de 1953 en Chacabuco provincia de Buenos Aires, Argentina. En 1973 debutó en el fútbol profesional en un equipo de la tercera división en Argentina: Club Atlético Sarmiento de Junín. Passarella recuerda este tiempo como sus inicios y los primeros cimientos de lo que posteriormente fue y es una carrera de éxitos y logros personales. Mientras jugaba en este club, el entrenador de River Plate, “Pipo” Rossi, lo vio en algunos encuentros por lo que no dudó un segundo en incluirlo entre sus hombres. En 1974 debutó en Primera división en el Club Atlético River Plate, nada más y nada menos que contra su archirival el Boca Juniors. Nestor Rossi recuerda que en ese partido le preguntó a Passarella si se animaba a jugar, puesto que un partido de ese talante puede helar a cualquier jugador. La respuesta de Passarella fue que él se animaba a jugar, no sabía si Rossi se animaría a dejarlo. En 1975 César Luis Menotti lo convocó para jugar en la Selección Juvenil que iba a pelear por el título en el Torneo de Toulón.

Es toda una leyenda en el fútbol argentino. Es uno de los defensas más goleadores de la historia con 134 goles en 451 partidos oficiales. Passarella es el único jugador argentino que formó parte de los dos equipos nacionales que ganaron el Mundial de 1978 y 1986. MARADO TV

FÚTBOL EN VIVO -  TWITTER MARADOTV